¿Qué es un parásito intestinal?

Posted on

La diarrea — movimientos de vientre con heces muy liquidas— generalmente es caudada por infecciones gastrointestinales causadas por virus, bacterias o parásitos.

Una causa común de la diarrea es la gastroenteritis viral (generalmente conocida como “virus estomacal” que puede causar nausea y diarrea). Diferentes grupos de bacterias y parásitos pueden causar gastroenteritis y diarrea. Los síntomas generalmente comienzan con dolores de estómago seguidos por diarrea que suele durar algunos días. Los síntomas de la deshidratación incluyen: La diarrea leve no es una causa de preocupación siempre que su hijo actúe normalmente, beba y coma lo suficiente. De hecho, continuar la dieta de forma regular puede reducir la duración de los episodios de diarrea, a la vez que aporta nutrición al organismo. Los antibióticos o antivirales no se recetan en los casos de diarrea ocasionada por bacteria o virus porque la mayoría de los niños(as) se recuperan por sí solos. El doctor puede ordenar un examen de heces, donde se analizan las heces en un laboratorio para identificar los gérmenes que causan la diarrea (bacteria, virus, o parásitos). En algunos casos, los niños(as) con diarrea severa pueden necesitar recibir suero en el hospital para combatir la deshidratación. La mejor manera de combatir la diarrea dependerá de cuán severa sea, los gérmenes que la han causado, le edad, peso y síntomas de su niño(a).

¿Cómo puede llegar este parásito al sistema nervioso del hombre?

  • Manos sucias
  • Agua o alimentos contaminados
  • Algunos animales
  • Contacto directo con materia fecal en pañales o en el inodoro.

Los síntomas de amebiasis incluyen diarrea con moco y sangre (más de 10 evacuaciones al día) alternada con estreñimiento, debilidad, dolor de cabeza y cólicos abdominales muy intensos.

Debido a que se adhieren a las paredes del intestino grueso ocasionan malestar estomacal, diarrea con sangre acompañada de lombrices, pérdida de peso, anemia, palidez y debilidad. Blastocystis hominis es un parásito pequeño que se encuentra en las heces de niños sanos o niños con diarrea o dolor estomacal. La infección grave, que es infrecuente, produce síntomas como fiebre, diarrea, ictericia o pérdida de peso. La presencia de estos parásitos que producen la también puede desencadenar la producción de más de ( ), que es un tipo de anticuerpo. En los niños que proceden de PBR, es frecuente encontrar sintomatología digestiva, de la cual la más frecuente es la diarrea. La diarrea crónica y las manifestaciones clínicas digestivas inespecíficas deben hacer insistir en la búsqueda de parásitos, lo mismo que la presencia de eosinofilia en sangre. La Giardia lamblia, aunque puede ser asintomática, en nuestro medio es de tratamiento obligado siempre, es la causante de diarrea en niños que acuden a guardería. Cursa con: dolor abdominal, de tipo cólico, con alternancia de periodos de diarrea y estreñimiento, tenesmo leve, náuseas, distensión abdominal, meteorismo y borborigmos. Las formas intestinales cursan con: dolor abdominal, fiebre, náuseas, vómitos y signos de deshidratación, habitualmente con pérdida de peso.

Causas de diarrea

  • Examen fecal (de las heces), también llamado análisis de huevos y parásitos

Clínica Puede ser digestiva: dolor abdominal difuso, por irritación mecánica, y, con menos frecuencia, meteorismo, vómitos y diarrea.

La clínica digestiva es: dolor en epigástrico, náuseas, pirosis y, ocasionalmente, diarrea. Clínica digestiva: la intensidad de la sintomatología está en relación con el grado de parasitosis, en general: dolor epigástrico, vómitos, anorexia y períodos de diarrea que se alternan con estreñimiento. Puede aparecer dolor abdominal, meteorismo, diarrea y, si la infección se prolonga en el tiempo, puede afectarse el peso. Clínica Es debida a la irritación mecánica, suele ser una clínica digestiva inespecífica: meteorismo, náuseas, dolor abdominal, etc. Los signos y síntomas son: escalofríos, tos, dolor abdominal, diarrea, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, erupción cutánea (urticaria en ocasiones), linfadenopatía y hepatoesplenomegalia leve. Esquistosomiasis intestinal y enfermedad hepática La esquistosomiasis intestinal puede producir: dolor abdominal, diarrea y sangre en las heces. Las deposiciones son líquido-pastosas, fétidas, sin sangre ni productos patológicos, y la niña presenta además dolor abdominal de tipo cólico, sin fiebre y sin vómitos. En algunos casos la amebiasis provoca diarrea dolorosa con abundante moco y sangre en las heces. Si presenta síntomas no pasan de prurito anal o perianal, dolores abdominales, abdomen hinchado, diarrea, vómitos o heces mucosas.

Previniendo la diarrea

  • Análisis de sangre

En cuanto al schistosoma mansoni presenta un cuadro clínico semejante a la disentería (dolor abdominal, diarrea, etc.

Los oxiuros producen picor del ano durante la noche, porque la hembra del parásito sale por las noches a poner sus huevos en los márgenes del ano. Produce diarrea acuosa, explosiva, fétida, a veces con vómitos, dolor abdominal, que mejora para volver a aparecer. Produce por tanto diarrea de repetición, sobre todo en los niños que asisten a la guardería. Una vez ingerido tiene un periodo de incubación variable, aparece bruscamente diarrea acuosa y frecuente, generalmente con moco y sangre. Otras veces los síntomas no son tan bruscos, manifestándose con diarrea, dolor abdominal, náuseas, inapetencia y, en ocasiones, fiebre. vegetables image by cherie from Fotolia.com La diarrea puede ser el resultado de infecciones bacterianas o virales, una reacción alérgica a los alimentos, disfunciones o trastornos intestinales. Los parásitos son también uno de los factores principales que causan diarrea. Cuando una persona entra en contacto con un medio ambiente insalubre o toca artículos o alimentos que están infectados con parásitos, puede tener síntomas molestos tales como la diarrea. Los síntomas de alguien que pudiera estar llevando el parásito Giardia lamblia son la diarrea, los gases o flatulencias, el malestar estomacal y los calambres.

¿Qué es un parásito intestinal?

Los síntomas de amebiasis incluyen diarrea, calambres y dolor de estómago.

Cuando hay síntomas, estos incluyen diarrea acuosa, calambres estomacales o dolor, fiebre, náuseas, vómitos, pérdida de peso o deshidratación. Los síntomas son distensión abdominal, diarrea y desnutrición. Mientras que algunos de los síntomas pueden pasar desapercibidos, algunos individuos experimentan diarrea, dolor abdominal y náuseas cuando su condición es grave. Este análisis se usa para detectar parásitos que provocan diarrea, heces blandas o líquidas, cólicos, flatulencias (gases) y otras enfermedades abdominales. La endoscopia se usa para detectar parásitos que provocan diarrea, heces blandas o líquidas, cólicos, flatulencias (gases) y otras enfermedades abdominales. Esta prueba se usa cuando los análisis de heces no revelan la causa de la diarrea. Es importante reconocer que los síntomas no están presentes a menos de que la infección sea grave, en ese caso encontrarás dolor y distensión abdominal, diarrea y anemia ferropénica. Los niños pueden albergar al gusano adulto por años y se presentarán a tu consulta por dolor abdominal, anorexia y diarrea.